Ad Clicks : Ad Views :
Tere Rocha

Bienvenidos

10 formas de ser feliz

/
/
/
210 Views

¿Cómo ser feliz?

Mucho es actitud ante la vida y sus situaciones…

Ser feliz debería ser una meta a la que todos querriamos llegar, pero, todos tenemos diferentes ideas sobre lo que es y cómo conseguirla. Es fácil pensar en la felicidad como un resultado, pero ser feliz y sentirnos bien también debe ser un camino pues es clave para mantener un estilo de vida saludable.

A veces, las circunstancias pueden no ser las más favorables para sentirnos bien, sin embargo, hay ciertas acciones que sí podemos poner en práctica para mejoran nuestra actitud ante la vida.

“La felicidad es como una mariposa: cuanto más lo persigues, más se eludirá, pero si prestas atención a otras cosas, vendrá y se posara en tu hombro”

¿Por qué tenemos que esperar a que la felicidad toque a nuestra puerta? ¿Cómo sabemos que ya está ahí? ¿Y si nunca aparece?. ¿Sabes cuál es el porcentaje de personas que son realmente felices?

¡Solo el 17%! ¿cómo puedo convertirme en una de esas personas felices?

Y….¿Qué es la felicidad?

La felicida según Osho no tiene nada que ver con el triunfo; la felicidad no tiene nada que ver con la ambición;  la felicidad no tiene nada que ver con el dinero, ni  el poder ni el prestigio. La felicidad está relacionada con la consciencia que tenemos, no con nuestro carácter. Depende de nosotros.

De nuestro estado de consciencia o inconsciencia, de si estamos dormidos o despiertos.

Murphy tiene una famosa frase. Dice que existen dos tipos de personas: las que siempre dividen a la humanidad en dos tipos y las que no dividen en absoluto a la humanidad.

Yo formo parte del primer tipo: la humanidad puede dividirse en dos tipos, los que duermen y los que están despiertos y, por supuesto, un pequeño grupo entre medias.
La felicidad dependerá de dónde estés en tu consciencia. Si estás dormido, el placer es la felicidad.

El placer significa la sensación, intentar alcanzar por mediación del cuerpo algo que no se puede alcanzar por mediación del cuerpo, obligar al cuerpo a alcanzar algo de lo que no es capaz. Las personas intentan, por todos los medios posibles, alcanzar la felicidad por mediación del cuerpo. El cuerpo solo puede proporcionar placeres pasajeros, y cada placer se equilibra con el dolor, en el mismo grado, en la misma medida. A cada placer le sigue lo opuesto, porque el cuerpo existe en el mundo de la dualidad, igual que la noche sigue al día y la vida sigue a la muerte y la muerte sigue a la vida, en un círculo vicioso. Al placer lo seguirá el dolor, y al dolor lo seguirá el placer. Pero nunca estarás tranquilo. Cuando te encuentres en un estado de placer tendrás miedo de perderlo, y ese miedo te infectará. Y, naturalmente, cuando estés perdido en medio del dolor, sufrirás y harás todos los esfuerzos posibles para salir de él, y volverás a caer en lo mismo.


Buda lo llama la rueda del nacimiento y de la muerte. Nosotros nos movemos con esa rueda, aferrados a ella… y la rue-da continúa moviéndose. A veces se presenta el placer y otras veces se presenta el dolor, pero estamos aplastados entre esas dos rocas.
Pero la persona adormilada no conoce nada más. Solo conoce unas cuantas sensaciones del cuerpo: la comida, el sexo… Ese es su mundo. Si reprime el sexo se hace adicta a la comida; si reprime la comida se hace adicta al sexo. La energía se mueve como un péndulo. Y lo que se llama placer es, como mucho, simple alivio de un estado de tensión.

Trayendo esto a un plano más terrenal, el psicoterapeuta Iñaki Bilbao Macías, experto en el tema, comenta que la felicidad consiste en ir tomando día a día pequeñas decisiones, que se traducen en acciones para vivir más feliz.La felicidad es la decisión de elegir actitudes y comportamientos que nos hacen sentirnos mejor todos los días

Según el experto, actuar de forma coherente con nuestro valores y metas personales, nos permite tomar estas pequeñas acciones respecto a nuestra felicidad y, de esta forma tener una combinación de emociones más positivas que negativas.

Es cierto que, algunos días puedes sentirte mejor que otros (tal vez te afecte el clima o alguna fecha en particular). Pero si en el cómputo total de días al año decides sentirte bien y feliz, estas en el buen camino.

Crear el hábito.

Las personas felices se dan cuenta de que la felicidad se convierte en un hábito. No son víctimas de las circunstancias. Tampoco persiguen esa “felicidad” en alguna persona o un bien material.

Aunque suene imposible, tú puedes tomar el control para sonreír más veces al día y estar más satisfecho con la vida.

Estas pequeñas acciones se dividen en dos partes:

  • Las que mejoran nuestra percepción y relación con el mundo exterior
  • Las que provienen dentro de nosotros y dependen de nuestra actitud ante la vida

Trata de introducir cualquiera (o todas) de estas acciones en tu rutina. Hazlas hábito en tu rutina diaria y  así asegurarás que te sientas mejor y seas más feliz ¡por dentro y por fuera!

Acciones:

1.- Ponte en contacto con la naturaleza

2.- Cuida tu cuerpo haciendo ejercicio

3.- Haz algo bueno por alguien
4.- Aprende o prueba algo nuevo
5.- Conversa más y cultiva relaciones
6.- Duerme mejor
7.- Proponte y planea tus metas
8.- Agradece las pequeñas cosas
9.- Recuerda algo agradable y sonríe
 10. Medita
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar