Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :
Tere Rocha

Bienvenidos

La Importancia del cabello

/
/
/
89 Views
img

En las culturas ancestrales como las de nuestro pueblo guardan una gran sabiduría. Ellos saben del vivir en armonía con la naturaleza y han aprendido a conocer sus secretos y utilizarlos en beneficio de todos.

La Importancia del cabello indígena

El sol y la luna eran los dioses más importantes y originarios entre otras deidades de los pueblos y tribus indígenas del continente americano antes de la época de la conquista.

En la cultura Inca cuenta la historia que el sol y la luna tienen el cabello largo. Que por esa razón sus rayos se extienden con mucha fuerza por todo el universo.

Rayos que tienen la misma fuerza de las raíces de los árboles y de las plantas, y que por eso el cabello largo de los Quechua Runas, simboliza la fuerza de los rayos del sol, la luna, las estrellas, los luceros y la fuerza de las raíces de los árboles y de las plantas. Y que si un día se pretendiera aniquilar los rayos del sol y de la luna, el universo viviría en silencio y oscuridad. La tierra se secaría y moriría.
Que si los Quechuas perdieran la vitalidad de su cabello o lo mutilaran, se sumirían en la soledad. Que el sol y la luna dejarían de brillar en sus corazones, la energía de los árboles, de las plantas y de la naturaleza, dejaría de alimentar sus espíritus y vivirían consumidos por la amargura y en la soledad.

El cabello es la manifestación física de nuestros pensamientos y una extensión de nosotros mismos; lo mismo sucede con los pensamientos de la madre Tierra, podemos ver el constante crecimiento de su cabello de hierba; mismo que desde tiempos ancestrales fueron usados por los pueblos indígenas con fines medicinales de curación física y rituales que ellos consideraban sagrados.

Nuestro cabello es la extensión física de nuestros pensamientos, nos brinda la dirección a lo largo de nuestra vida; cada uno de nuestros cabellos nos representa a nosotros mismos, son puntos de conexión fuertes tanto de nuestro cuerpo como de nuestro espíritu según los pueblos indígenas. En todos los pueblos de la tierra existen cuentos o leyendas en donde el cabello juega un papel crucial en el destino de los protagonistas. Los hombres y mujeres de sabiduría han llevado el cabello largo. Lo mismo que el Gran Espíritu Creador o Dios Creador y los seres mitológicos de los pueblos indígenas que provenían del cielo trayendo a los hijos de la tierra sus enseñanzas, tienen el cabello largo; en cambio en los lugares donde se ha presentado la tiranía en cualquiera de sus formas el cabello corto ha sido obligatorio y este, junto a otros factores ha culminado con la derrota espiritual y física de los pueblos.
El cabello y la etnicidad en el Canton Otavalo son elementos muy importantes e identificativos para la mayoría de hombres y mujeres que dejan que su cabello crezca desde su nacimiento. Es una cualidad muy importante para ellos mantener un cabello largo y bonito en el aspecto personal, sobre todo en términos de belleza y atracción sexual. El cabello que crece largo, grueso y recto señala la buena salud, fuerza, y significa fertilidad femenina y virilidad masculina.
La preferencia de las mujeres Quechua es que los hombres indígenas lleven su cabello largo, ya que forma parte de la identificación de su etnia. Ellas aprecian la hermosura de sus largas cabelleras, como también que lo lleven hecho trenza.

La trenza en el hombre es la identificación de cómo el indio vive de acuerdo a su tradición como indio nato y puro, rindiendo respeto a sus ancestros, a la raza y a la cultura la cual el indio es embajador.

El cabello representa los pensamientos y el estado espiritual del individuo; mostrando los vínculos y la unidad espiritual de su familia, definiendo la armonía cultural y el alineamiento espiritual de su comunidad. El cabello largo se considera como un símbolo de identidad que tiene un rol poderoso que incluye y da sentimiento de pertenencia al individuo hacia el grupo social. Su importancia en los Inca Quechua se data desde la historia de sus antepasados o abuelos de años anteriores, como una tradición que llevan desde hace mucho tiempo, siendo éste un símbolo del indígena el llevar el cabello largo con orgullo.
Ellos lo reconocen como parte de su cuerpo, muy importante en la identificación que demuestra a la sociedad de que son indígenas originales propios que tienen su cultura y sus raíces.

El peinado es una tarea recíproca. Los esposos y esposas, los padres e hijos se peinan recíprocamente. Peinarse es considerado como uno de los mayores lujos y el no hacerlo, indica ociosidad y falta de seriedad. Es señal de buenas o malas relaciones entre los miembros de una familia, lo cual se puede averiguar quién peina a quien.

Desde la infancia el niño aprende la importancia que tiene el cabello largo. Ellos crecen viendo a sus progenitores con sus grandes, oscuras y largas cabelleras, y son las madres las que asumen la tarea de peinarles y amarrarle sus cabellos, como también les enseñan el cuidado de ellos, como lavar y enjuagar el cabello. El cuidado de sus cabellos es importante como también el mantenimiento de su salud física y espiritual, y en otras culturas amerindias como del norte, se les enseña a crear los peinados rituales usando madera, huesos, plumas o piedras como tocados.

En el tiempo de los incas, no había jabón ni productos químicos o procesados para el cuidado del cabello como existen en la actualidad. Ha sido como tradición en la población Quechua para el tratamiento del cabello durante muchas generaciones pasadas, el uso de solamente la ceniza y la penca de cactus de fique, que es una planta que crece a un máximo de 1,5 metros de altura en Suramérica. De ella se le extraía el cristal que es de color verde al friccionar la penca entre dos piedras. Este cristal era esparcido en el cabello durante el lavado produciendo espuma.
Cuando la época de la industrialización llega a hacer parte de la sociedad en todo su apogeo con productos químicos para el cuidado del cabello y sus modas, ha ido desapareciendo un conocimiento milenario, natural y limpio para los indígenas y para la misma madre tierra sin contaminantes, lo cual viene siendo algo que para muchos aborígenes de la generación medio adulta extrañan hoy por hoy.

Las formas del peinado varían dependiendo el sitio de procedencia y la edad de la persona.
Ya que el cabello tiene su propio lenguaje y carácter, y la forma en que sea peinado es sumamente importante para quién lo porte:

    • La raya en medio representa la alineación del pensamiento.
    • La trenza la unidad del pensamiento con el corazón.
    • El cabello suelto significa seguridad.
    • El cabello recogido convicción.
      • “El pelito hay que peinarlo para andar bien elegante.
      • Andar con los pelos caídos, no vale.
      • El pelo hecho trenza crece bien y grueso.
      • Así, bien peinado el pelo hecho trenza no se quiebra, crece recto y largo.
      • Hay que hacer la trenza bien ajustada.
      • Cuando está suelta, se quiebra y no crece.
      • En este tiempo ya no están peinando así.
      • Nuestras abuelitas nos enseñaban a coger para atrás el pelo
      • A los niños se les cogía el pelo de la frente para atrás, para hacerle la trenza.
      • Y a las niñas se les hacía trencitas a los lados.
      • Así, bien peinaditos mandábamos a los niños a la escuela.
      • Para que el pelo no les atrape la cara.
      • Antes, cuando se les peinaba bien a los niños,
      • Andaban elegantes con la carita reluciente”.
      • Palabras de una abuelita Inca Quechua del Ecuador
      • Actualmente las personas se peinan sin conocer el significado de sus acciones. El estilo en que se use el cabello es importante pues haciendo a un lado la vanidad o practicidad, la forma en que uno lleve el cabello repercutirá directamente sobre nuestro estado de ánimo.
Trenzaré mi tristeza
Decía mi abuela que cuando una mujer se sintiera triste lo mejor que podía hacer era trenzarse el cabello; de esta manera el dolor quedaría atrapado entre los cabellos y no podría llegar hasta el resto del cuerpo; había que tener cuidado de que la tristeza no se metiera en los ojos pues los haría llover, tampoco era bueno dejarla entrar en nuestros labios pues los obligaría a decir cosas que no eran ciertas, que no se meta entre tus manos- me decía- porque puedes tostar de más el café o dejar cruda la masa; y es que a la tristeza le gusta el sabor amargo. Cuando te sientas triste niña, trénzate el cabello; atrapa el dolor en la madeja y déjalo escapar cuando el viento del norte pegue con fuerza.
Nuestro cabello es una red capaz de atraparlo todo, es fuerte como las raíces del ahuehuete y suave como la espuma del atole.
Que no te agarre desprevenida la melancolía mi niña, aun si tienes el corazón roto o los huesos fríos por alguna ausencia. No la dejes meterse en ti con tu cabello suelto, porque fluirá en cascada por los canales que la luna ha trazado entre tu cuerpo. Trenza tu tristeza, decía, siempre trenza tu tristeza…
Y mañana que despiertes con el canto del gorrión la encontrarás pálida y desvanecida entre el telar de tu cabello.„Paola Klug”Adentrándonos al pensamiento de los pueblos indígenas encontraremos que la forma de llevar peinado el cabello era de suma importancia pues de esta manera se describía y anunciaba su participación en diversos eventos: matrimonio o guerra, alegría o duelo.
A través del cabello y los tocados que se llevaba sobre él se podía saber la madurez de las personas, su estatus en la sociedad o los tiempos de paz y guerra.

Los peinados eran como las estaciones; cambiaban en ocasiones públicas, privadas y ceremoniales.
El cabello representaba los estados de la naturaleza, fluían en línea recta como las cascadas o eran ondulados como el agua del río.
El cabello que se caía o quedaba acumulado en los peines era recogido y mantenido en una bolsa; al llegar la luna llena, las mujeres se reunían en una ceremonia y ofrecían el registro de sus sentimientos e ideas acumuladas en el cabello caído a los espíritus del fuego, tierra y aire para que fueran bendecidos; posteriormente las ofrendas de cabello eran colocadas en el fuego sagrado y los pensamientos y emociones de cada una de ellas se elevaban junto a sus oraciones a través del humo y el viento hasta llegar a la luna.

Antiguamente se acostumbrara sancionar a quienes cometían actos reprochables cortándole el cabello como marca de su error; Putushkakuna “Cabello cortado” o machukuna les llamaban. El pelo corto se convertía en un estigma que alertaba a los demás de su presencia.

Para los pueblos indígenas el cortar el cabello no solo representaba el corte de la corriente de su pensamiento sino en algunos casos una deshonra. Un guerrero con el cabello cortado en la batalla no tendría lugar en el seno de sus ancestros pues no tenía alma, ni recuerdos ni corazón. Automáticamente se convertiría en un espíritu gris atrapado entre los mundos.
En las enseñanzas de muchas tribus indígenas el cortar el cabello representaba un proceso de duelo o la proximidad con la muerte. El cabello era un elemento místico en todas ellas. Los indígenas no permitían que nadie tocara su cabello sin su permiso.
Desde niños se les ha sembrado por medio de sus madres, el pensamiento de que nadie podría tocas sus cabellos, ya que se les podía dañar y caer.

Hoy en día ya no tiene la connotación de sanción. Pero cuando alguien se corta su cabello, el círculo social asume que la persona ha realizado un cambio de identidad temporal o definitiva.
Como podemos ver, el cabello era de suma importancia para los pueblos indígenas por muchas razones y aunque en la actualidad tales prácticas han desaparecido casi por completo nunca es demasiado tarde para re-aprender y re-aprehender todo aquello que nuestros ancestros nos han enseñado.

El mensaje para los jóvenes de hoy, que proviene desde las más recientes y tiernas edades de la generación futura, es que no se corten el cabello. El hacerlo, omite al mundo el conocimiento de ser un indígena que lo lleva con orgullo en representación de lo que son, de su tradición, de su cultura y de su raíz.

El Corte de Pelo

A menudo, cuando las personas eran conquistadas o esclavizadas, les cortaban su cabello como un signo de esclavitud, impotencia y humillación.
Los huesos de la frente son porosos y su función es de transmitir la luz a la glándula pineal, que afecta la actividad cerebral, así como a la tiroides y a las hormonas sexuales. El corte de flequillo que cubre la frente impide este proceso.
Cuando Ghenghis Khan conquistó China, él sabía que los chinos eran un pueblo inteligente y que no se dejarían subyugar. Por lo tanto, hizo que todas las mujeres en el país se cortaran el pelo y usaran flequillo, él sabía que iba a servir para hacerlas tímidas y fácilmente controlables.

Así como tribus y sociedades enteras fueron conquistadas, el corte de pelo se hizo tan frecuente que la importancia del cabello se perdió después de unas pocas generaciones, y los peinados y la moda llegaron a ser el foco. Cuando al cabello se le permite alcanzar su máxima longitud, entonces, fósforo, calcio y vitamina D son producidos, y entran en el líquido linfático y finalmente al líquido cefalorraquídeo a través de dos conductos en la parte superior del cerebro. Este cambio iónico hace a la memoria más eficiente y conduce a una mayor energía física, mayor resistencia, paciencia y estoicismo. Si decides cortar el pelo, no sólo se perderá esta energía extra y nutrientes, si no que tu cuerpo deberá proporcionar una gran cantidad de energía vital y nutrientes para que vuelva a crecer el cabello perdido.
Además, los cabellos son las antenas que recogen y canalizan la energía del sol o (prana) a los lóbulos frontales, la parte del cerebro que se utiliza para la meditación y la visualización. Estas antenas actúan como conductos para lograr una mayor cantidad de energía sutil, energía cósmica. Se tarda aproximadamente tres años desde la última vez que se cortó el pelo para formar nuevas antenas en las puntas del cabello.

El cabello mojado

Cuando te recoges el cabello húmedo, tenderá a disminuir y apretar un poco, e incluso romperse mientras se seca. Una mejor idea es tomar de vez en cuando el tiempo para sentarse al sol y permitir que su cabello limpio y húmedo se seque de forma natural y absorba parte extra de vitamina D.

Los yoguis recomiendan lavar el cabello cada 72 horas (o más frecuentemente si el cuero cabelludo suda mucho). También puede ser beneficioso lavarse el pelo después de estar molesto o enojado, para ayudar a procesar las emociones.

El peine de madera

Los yoguis también recomiendan el uso de un peine de madera o un cepillo para peinarse el cabello, ya que ofrece una gran cantidad de circulación y la estimulación en el cuero cabelludo, y la madera no genera electricidad estática, lo que provoca una pérdida de energía del cabello hacia el cerebro.
Usted encontrará que, si te peinas desde la frente hacia atrás, de atrás hacia delante, y luego varias veces hacia la derecha y hacia la izquierda, te refrescará, no importa el largo de su pelo. Todo el cansancio del día se habrá ido.
Para las mujeres, se dice que el uso de esta técnica para peinar el cabello dos veces al día puede ayudar a mantener la juventud, un ciclo menstrual saludable y buena vista. Si usted es calvo o calva, la falta de energía del cabello puede ser contrarrestada con más meditación. Si usted está encontrando algunas hebras de plata (canas) en el cabello, tenga en cuenta que la plata o el color blanco aumentan el flujo de energía y vitaminas para compensar el envejecimiento.
Para la salud del cerebro, a medida que envejece, trate de mantener su pelo lo más sano y natural como sea posible.
Se dice que cuando permites que tu pelo crezca en toda su longitud y lo enrolles en la corona de la cabeza, la energía del Sol, el prana, la energía vital, baja en la columna vertebral. Para contrarrestar esa tendencia a la baja, la energía vital Kundalini se eleva para crear equilibrio.

“Tu cabello no está allí por error. Tiene un propósito definido. Ama y cuida tu cabello.”

Escrito por Viridiana Avendaño Marín

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar